lunes, 20 de abril de 2015

Inside the Album: FROOT / Marina and the Diamonds


Tras poner el listón altísimo al editar uno de los mejores álbumes de la década, Marina decide abandonar el pop comercial de Electra Heart y descartar cualquier tipo de colaboración con los productores de moda: su tercer trabajo ha sido compuesto y escrito exclusivamente por ella -aunque en la producción se ha apoyado en David Kosten (algo por lo que debería ganar un GRAMMY, ¿verdad, Beck?)-, con el que ha vuelto a su sonido indie-pop tan característico, presentándose como el sucesor real de The Family Jewels. ¿Está loca o es un genio? Os daré una pista: el álbum es maravilloso de principio a fin. 
La voz de Marina Diamandis es única, eso es un hecho, pero en este LP no ha hecho sino reiterar lo bien que esta se adapta a diferentes géneros: bien te clava un baladón como "Happy" o "Weeds", como te presenta una maravilla synth-pop ("Blue"), un temazo pop-rock ("Forget"), una joya minimalista como lo es "Solitaire" o un tributo a la música disco ("Froot"). Su voz es realmente especial y eso es lo que la convierte en una de las mejores intérpretes pop de la actualidad. Lástima que hoy en día calidad y éxito no sean sinónimos...

Y a día de hoy os preguntaréis a qué viene el título de "FROOT". Bueno, es una manera "guay" de denominar a la fruta en inglés (y dicho esto seguiréis igual). Mi teoría es que la intérprete de "Oh No!" ha desarrollado un concepto en base al orden del tracklist del disco: la historia de la madurez de una vida como si esta se tratase de una fruta. Puede que no lo hayáis entendido así de primeras, así que permitid que me explique: el disco se abre con "Happy", una balada íntima en donde se expresa la búsqueda de la felicidad y el hallazgo del amor, el deseo más básico y que todos ansiamos desde que nacemos: el ser felices. Después la cosa se tuerce con el tema que titula al álbum: "Froot" lo que busca en cambio es la fama, la aceptación y el reconocimiento de su trabajo (que no lo digo yo, lo dice su letra).

El desamor es el siguiente tema en caer en las siguientes canciones: el egoísmo injustificado de querer "probar" a otras personas de "I'm A Ruin", la necesidad de volver a tener amor en "Blue" y la asimilación de su errores con "Forget".

Prosigue con "Gold", en donde acepta que el dinero no lo es todo en su vida. Y con ello también rechaza la fama que antes buscaba en "Froot". Por otro lado, con "Can't Pin Me Down" se reafirma a sí misma como una artista única que no puede ser manipulada por nadie (con esta letra rompe con la sumisión a la que se enfrentó durante la grabación de Electra Heart, a la que no volverá a someterse), con  "Solitarie" abraza la soledad, el ser introvertido y único, mientras que con "Better Than That" lanza una serie de puyas a una compañera suya que levantaba hombres como el viento levanta faldas.


En la recta final del disco nos encontramos tres temas clave: "Weeds", "Savages" e "Immortal". El primero, de todos los temas relacionados con el amor, es el que lo trata de manera mas compleja: habla del resquicio que a todos se nos planta en el corazón tras acabar una relación, que tarde o temprano vuelve a florecer. "Savages", sin embargo (uno de mis favoritos), sigue la misma línea reivindicativa de "Sex Yeah", solo que aquí acusa a los humanos de ser crueles por naturaleza. Finalmente, el álbum se cierra con el deseo de no perecer, ya que, tras tanta experiencia y sabiduría obtenida con los años, ¿quién desea perderla por la limitación del cuerpo?

¿Recordáis cuando antes he dicho que el disco es una metáfora en la que la vida es representada como una fruta? Bueno, pues aquí la explicación: con la primera canción se representa la inocencia de una vida recién nacida, de una fruta que comienza a crecer, y con el paso de las distintas letras, vemos cómo esta va alcanzando la madurez con temas cada vez más complejos, hasta que finalmente trata el más enrevesado de todos ellos: la muerte (la putrefacción de la fruta). Todo metáforas.

Dejando de lado todo su simbolismo, creo que Marina ha forjado un álbum genial que, si bien no llega al nivel de su obra maestra Electra Heart, poco tiene que envidiarle.

Impresicinbles: "Savages", "Blue", "Forget, "Froot", "Solitarie".



No hay comentarios:

Publicar un comentario